Menú
Jesús Laínz

Parsifal en Zaragoza

¡Wagner había ubicado el Santo Grial en Cataluña! ¡Y los moros eran los españoles!

Jesús Laínz
0
¡Wagner había ubicado el Santo Grial en Cataluña! ¡Y los moros eran los españoles!

El catalanismo siempre ha tenido querencias nordicistas. El núcleo del argumento consiste en que mientras que Cataluña es parte de Europa, España no lo es. Así de breve, así de contundente y así de textual lo escribió, por ejemplo, Antoni Rovira i Virgili. Ese supremacismo, expresado con palabras más o menos refinadas, desde el alto ensayo hasta el bajo insulto, nació en las décadas finales del siglo XIX y sigue muy vivo en las primeras del XXI. Lo vemos todos los días, pues no en vano se trata del magma profundo del catalanismo en cualquiera de sus variantes.

Los que en aquellos tiempos fundacionales pecaron de ínfulas intelectuales presumieron de que todas las novedades en ciencia y cultura, indefectiblemente llegadas del frío septentrión, habrían entrado en la semítica España a través de la germánica Cataluña. Así sucedió, por ejemplo, con la filosofía de Nietzsche, con el teatro de Ibsen y, de manera particularmente intensa, con la música del más influyente compositor de aquellos días: Richard Wagner.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO