Menú
Jesús Laínz

Covadonga

Ya fuese una escaramuza o una batalla en toda regla, sus consecuencias fueron sin la menor duda trascendentales.

Jesús Laínz
0
Jesús Laínz - Covadonga
Estatua de Don Pelayo en Covadonga I Jose Luis Cernadas Iglesias - Flickr

Los sostenedores de que España nació en 1812 o de que una nación es simplemente un "espacio de derechos" –como si lo único que nos hiciera españoles fuera el hecho de estar sujetos a la misma Ley de Procedimiento Administrativo– son incapaces de comprender que una nación, sobre todo y antes de nada, es el resultado de un largo depósito histórico de hechos. Sin esos hechos, o con hechos diferentes, las naciones actuales serían otras. Y si las naciones fueran otras, sus instituciones jurídicas y políticas –es decir, el "espacio de derechos" emanado de cada una de ellas– serían también otras. Con un ejemplo bastará: si la Reconquista no hubiese sucedido y, por lo tanto, el dominio musulmán hubiera sobrevivido, hoy no estaríamos hablando de España, sino probablemente de Al Ándalus, realidad histórica y "espacio de derechos" muy distinto de lo que hoy es nuestra nación.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO