Menú
Jesús Laínz

Pereda, el novelista catalanista

Nunca sabremos lo que debió de pasarle por la cabeza y el corazón al conocer en qué se había convertido el catalanismo literario que tanto amó.

Jesús Laínz
0
Nunca sabremos lo que debió de pasarle por la cabeza y el corazón al conocer en qué se había convertido el catalanismo literario que tanto amó.
José María de Pereda. Croquis de A. Clapés | Wikipedia

El más destacado representante del costumbrismo y la novela regional en la España del siglo XIX fue el montañés José María de Pereda. Diputado carlista en la legislatura de 1871, fue un tradicionalista que rechazó la época en que le tocó vivir, como reflejó en una obra novelística sembrada de nostalgia por los tiempos pasados y de sarcasmo hacia las nuevas modas e ideas, como la democracia, el liberalismo, el laicismo, el krausismo, el hegelianismo y otras corrientes filosóficas a las que calificó de "farsa alemanesca".

Los madrileños le caían a Pereda bastante antipáticos, pues consideraba que Madrid era la fuente de todas las novedades perniciosas que acababan infectando hasta los más alejados y patriarcales rincones de España, como aquel Santander decimonónico al que los emisarios de la modernidad llegaban bajo la forma de veraneantes capitalinos ansiosos de aliviar sus recalentados pellejos en las frescas aguas del Cantábrico. Por el contrario, sintió gran aprecio por Cataluña y por el movimiento recuperador de la lengua catalana, al que alabó por considerarlo una magnífica aportación a la grandeza cultural de España.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO