Menú

Habla el último renegado del PCE

Estas memorias no son un ajuste de cuentas ni una disculpa. Son el testimonio de una larga vida, truncada por el totalitarismo marxista y la persecución a muerte de los antiguos camaradas.

0
Portada del libro | Espuela de Plata

El comunismo ha sido el movimiento político más prolífico en la producción de renegados. En España, las víctimas de las purgas internas del PCE han dado a la imprenta algunas biografías de interés. Estas memorias de Francisco Félix Montiel son el ejemplo postrero de este subgénero literario protagonizado por los comunistas renegados; no solo por su reciente publicación, sino porque el autor fue el último diputado de las Cortes republicanas en morir.

Félix Montiel nació en Águilas en 1908, en el seno de una familia acomodada, y murió en Lima en 2005. Fue diputado socialista en la II República y, como tantos otros en la estela de las juventudes socialistas de Carrillo, comunista encubierto que daría el paso a la militancia en el PCE en cuanto sus dirigentes lo ordenaron. Nunca fue un marxista-leninista convencido, mucho menos un creyente, y su ingreso en el PCE se explica por su convicción de que el comunismo era la única fuerza política capaz de sostener la defensa de la República y vencer en la Guerra Civil. Montiel, adepto de la línea bolchevizadora del PSOE, hizo pública su militancia en diciembre de 1936, conservando su acta de diputado.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO