Menú
José María Marco

La era de las identidades

Ahora se accede a lo público y a lo político no desde la neutralización de lo que le es propio a cada uno, sino desde su afirmación.

José María Marco
0
Ahora se accede a lo público y a lo político no desde la neutralización de lo que le es propio a cada uno, sino desde su afirmación.
Manifestación feminista del 8-M | C.Jordá

La era abierta por la (...) revolución antiautoritaria de los sesenta iba a traer un mundo nuevo. Lo trajo, efectivamente, aunque no todo iba a ser como se imaginaban aquellos revolucionarios sin revolución (revolución política, se entiende), tal y como habló de ella Aron (La révolution introuvable. Réflexions sur les évènements de Mai, París, Fayard, 1968). El florecimiento de decenas, si no centenares, de organizaciones, siglas y propuestas izquierdistas no logró disimular el descrédito del comunismo. Pronto llegó, después de 1973 y la crisis del petróleo, la del modelo socialdemócrata que había sustentado el crecimiento y la estabilidad de las sociedades occidentales desde el final de la guerra. Paradójicamente, la revolución –ahora sí– desencadenada a finales de los sesenta –ajena a cualquier jerarquía, horizontal, en red: el rizoma teorizado por Gilles Deleuze– traía una nueva explosión capitalista, no la superación definitiva [del capitalismo].

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO