Menú
Amando de Miguel

Autopresentación de ‘Una Vox’

Este libro me va a traer no pocos resquemores por parte de ciertos colegas.

Amando de Miguel
0
Este libro me va a traer no pocos resquemores por parte de ciertos colegas.
Santiago Abascal, en Vistalegre. | David Alonso Rincón

Para ser sincero, siempre me parecieron más interesantes las Cartas marruecas de Cadalso que las Cartas persas de Montesquieu. Lo que tienen de común ambos libros es el ingenio para desvelar un nuevo género literario, entre la crítica y el humor, con una técnica de distanciamiento. Yo no he hecho más que continuar tan estimulante precedente en mi último libro: Una Vox. Cartas botsuanas (Madrid: Homo Legens, 2020). Lo prologa Santiago Abascal (el caballerito de Amurrio) y lo epiloga Jesús Laínz (el polígrafo montañés), dos magníficos ejemplares de la raza. El libro es más bien una humorada en forma de ficción, una modalidad que he practicado algunas veces, más por pasatiempo que por interés profesional. Si bien se mira, soy un novelista frustrado o irresoluto.

En este último libro, mi labor solo ha sido la de recopilación de las cartas del embajador de Botsuana en Madrid, Ñame Busdongo, dirigidas a su cuñado. Los originales me los proporcionó su mujer, Mildred Trujillo, a quien conocí hace años en un curso que di en la Universidad de Texas, en San Antonio. Mildred es una cuarterona de Venezuela, "de rompe y rasga", que diríamos en madrileño. Ha recobrado sus raíces españolas y las ha encontrado en Vox.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO