Menú
Mikel Buesa

El poder transformador de las ideas

Velarde ha sido y es un minero de la inteligencia, un picador que ha sacado a la luz lo que se pensaba desde el poder y desde la sociedad civil.

Velarde ha sido y es un minero de la inteligencia, un picador que ha sacado a la luz lo que se pensaba desde el poder y desde la sociedad civil.
Una cosechadora en la finca de Rambón Bilbao en Rueda. | C.Jordá

Si algo hemos aprendido del maestro Juan Velarde –el más veterano de los economistas españoles, no en vano estudió en la primera promoción de la licenciatura en Economía de la que entonces, hablamos de 1943, era la Universidad Central de Madrid– quienes hemos tenido la fortuna de leerle y escucharle a lo largo de su extensa obra académica y periodística es a apreciar el poder transformador de las ideas. Velarde ha sido y es, tal vez por su ascendiente asturiano, un minero de la inteligencia, un picador que ha sacado a la luz lo que se pensaba desde el poder y desde la sociedad civil, en cada momento histórico, acerca de los acontecimientos que iban marcando el curso evolutivo de la economía española. Y así ha podido reconstruir con destreza las concatenaciones que enlazan los hilos de la historia. Lo ha hecho con un peculiar estilo que ya en cierta ocasión describí recurriendo a la obra de Leonardo Sciascia: "Una conversación que dice y no dice, alusiva, indescifrable como el revés de un bordado: una maraña de hilos y nudos, y por el otro lado se ven las figuras". Las figuras, eso es lo que nos ha importado siempre, pero ahora, en su obra, las contemplamos en toda su plenitud, comprendiendo las azarosas vicisitudes que dieron lugar a su formación y desarrollo.

¿Quieres ?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO