Menú
El Club de los Viernes

Cáritas, un barco a la deriva

Esta institución benéfica de indudable valor y merecidísimo prestigio es a día de hoy un barco que se adentra cada vez más en las tenebrosas aguas del populismo.

El Club de los Viernes
0
Esta institución benéfica de indudable valor y merecidísimo prestigio es a día de hoy un barco que se adentra cada vez más en las tenebrosas aguas del populismo.

Cáritas, institución benéfica de indudable valor y merecidísimo prestigio, es a día de hoy un barco que se adentra cada vez más en las tenebrosas aguas del populismo y lo políticamente correcto. Hace ya demasiado tiempo que Cáritas parece avergonzarse de la palabra caridad y prefiere enfocar sus esfuerzos en un nuevo objetivo: la transformación social mediante la consecución de una nueva justicia social. Justicia social entendida, al parecer y por desgracia, en clave intervencionista e igualitarista. A la actual Cáritas parece no gustarle que se le reconozca como una institución ejemplar en el apoyo a los más necesitados, base de su actividad y prestigio, sino por su activismo socializante. Activismo socializante que ya en el año 2015 se convirtió directamente en activismo político. En las elecciones generales de ese año, Cáritas elaboró un documento de propuestas políticas en el que emplazaba a las Administraciones Públicas a mantener y potenciar un mal llamado "Estado Social de Bienestar". Entre esas propuestas se incluían medidas como el establecimiento de un sistema de garantía de ingresos mínimos de ámbito estatal o que el salario mínimo interprofesional tendiese a equipararse con el salario medio, con subidas siempre por encima del incremento de la inflación.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO