Menú

Un bachillerato clásico

Desde el 68, los mejores estudiantes han sido maltratados y abandonados por sus autoridades educativas.

0

En 1991 el periodista y filósofo Didier Eribon (Reims, 1953) publicó un libro de entrevistas con el famoso y casi legendario historiador del arte Ernst H. Gombrich (Viena, 1909 – Londres, 2001) con el título Ce qui l’image nous dit (traducción española: Lo que nos cuentan las imágenes; se ha editado varias veces, por ejemplo, en Elba, 2014). En esas páginas, llenas de sugerencias para todos los interesados en el arte y sus interpretaciones, Gombrich cuenta bastantes cosas de su vida, que, como se puede suponer en un judío vienés de su tiempo, no estuvo exenta de sobresaltos, como los que le llevaron a exiliarse en Londres en 1936. Allí encontró trabajo en el Instituto Warburg, fundado por el historiador del arte Aby Warburg (1866-1929). El Warburg había acumulado decenas de miles de libros de arte, y tras la llegada de Hitler al poder sus responsables decidieron trasladarlo desde Hamburgo a la capital británica.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO