Menú

La atracción (¿fatal?) del 1 de octubre

A los que nos interesa la Historia de España, esa fecha nos evoca un momento clave de la Guerra Civil, que merece la pena recordarse.

0
A los que nos interesa la Historia de España, esa fecha nos evoca un momento clave de la Guerra Civil, que merece la pena recordarse.
Franco, con el general Mola a su derecha | Alamy

No sé si los independentistas catalanes pensaron mucho a la hora de elegir el 1 de octubre para celebrar –o no- ese referéndum que, según ellos, va a conducirles no sólo a la independencia, sino a la felicidad individual y colectiva.

Pero a los que nos interesa la Historia de España (no la memoria histórica, ese oxímoron que ya se sabe que sólo es una simple cachiporra con la que los antifranquistas retrospectivos sacuden el cogote de cualquier persona que consideran que no es de izquierdas), esa fecha nos evoca un momento clave de la Guerra Civil, que merece la pena recordarse: el 1 de octubre de 1936.

A la altura de ese día los que se habían levantado el 18 de julio ya sabían que su golpe de Estado, es decir, su intento de hacerse con el poder, había fracasado. Al mismo tiempo, las autoridades del gobierno republicano del Frente Popular también sabían que su respuesta al golpe de Estado también había fracasado. De manera que los dos bandos contendientes compartían la certeza de que su doble fracaso había desembocado en una guerra civil y que se imponía arbitrar políticas apropiadas a esa situación bélica.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO