Menú

La barbarie de los atentados, la barbarie de algunas ideas y las sociedades libres

Parece estar incoándose una vocación de descomposición autodestructiva que puede disparar los odios más viscerales.

0

"En la edad en la que uno florece fueron tierra labrada
para que germinara cualquier fruto.
Y eligieron la peor semilla" (GC).

Llevo largo tiempo viviendo en Navarra, España. Aprendí a amar esta tierra y sus habitantes. Uno de mis hijos se llama Santiago. Se puede intuir por qué. El pasado jueves 17 de agosto, hacia las cinco de la tarde, un terrorista de origen marroquí condujo una camioneta que se introdujo en una zona peatonal muy turística, el paseo de Las Ramblas (Barcelona), atropellando masivamente a las personas que paseaban por allí, en un recorrido de casi 600 metros, antes de detenerse por un fallo en el sistema eléctrico del vehículo. Horas después de este ataque se produjo otro atentado en la localidad costera catalana de Cambrils, a unos 120 kilómetros de la Ciudad Condal. La célula terrorista estaba integrada por doce miembros. Algunos de ellos encontraron su muerte enfrentándose a las fuerzas policiales al grito "Alahu akbar!" ("¡Alá es el más grande!").

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO