Menú

Charles Krauthammer. Realismo comprometido

Llegó a ser uno de los principales columnistas de Estados Unidos y uno de los analistas más finos, con su estilo (y su palabra) afilado, preciso, exigente y bastantes veces humorístico.

0
Charles Krauthammer | Facebook

Con pocas semanas de diferencia, han fallecido dos figuras importantes de las relaciones internacionales, una en la universidad, la otra en el periodismo. La primera es Pierre Hassner, discípulo de Raymond Aron y excelente conocedor de Hannah Arendt, profesor durante cuarenta años en Sciences Po, en París, y uno de los grandes analistas en este campo. Como su maestro, Hassner conocía a fondo la historia de las ideas políticas. A partir de ahí se especializó en aplicar la teoría política al terreno de las relaciones internacionales. De ahí salieron análisis tan brillantes como el de su último libro sobre la vuelta de las pasiones a la escena política.

Charles Krauthammer, también fallecido la semana pasada, tuvo una vida muy distinta. De familia judía ortodoxa emigrada a Estados Unidos y luego a Canadá, sus estudios universitarios de política y economía le dieron la ocasión de asistir de cerca a los primeros pasos de lo que Allan Bloom llamaría el colapso de la mente norteamericana. Luego inició estudios de medicina en Harvard, cuando un accidente en una piscina le dejó tetrapléjico. Se graduó, a pesar de todo, y se especializó en psiquiatría, un campo en el que se hizo un nombre con la catalogación de algunos problemas de los trastornos bipolares.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO