Menú
Mikel Buesa

El invierno demográfico y el futuro inmediato de la economía española

Tendremos que hacer todo lo posible para mejorar tanto la productividad como el nivel de empleo para evitar la decadencia del país.

Mikel Buesa
0
Tendremos que hacer todo lo posible para mejorar tanto la productividad como el nivel de empleo para evitar la decadencia del país.

Aunque casi nadie quiere creerlo, España ha entrado ya en ese fenómeno al que los demógrafos llaman invierno demográfico y que alude al progresivo envejecimiento de la población y a la reducción de su tamaño como consecuencia del déficit de nacimientos que experimenta el país al ser éstos numéricamente inferiores a las muertes. Cuando esto ocurre, la población es ya incapaz de reproducirse y sólo puede compensar esa situación, a corto plazo, recurriendo a la inmigración. Sin embargo, esta es una solución limitada debido a que ninguna sociedad es capaz de asimilar a un número demasiado grande de extranjeros sin que surjan tensiones que trastocan su configuración cultural y política. A largo plazo, la única manera de abordar este asunto es actuar sobre la fecundidad, incentivando el papel reproductivo de las mujeres, satisfaciendo las necesidades específicas de éstas y resolviendo los problemas que plantea la compatibilización de ese papel con sus actividades formativas, laborales, familiares y sociales.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO