Menú
Mikel Buesa

La paradoja vasca

Cuando más cómodo podía sentirse el Gobierno nacionalista con respecto a la opinión pública, se ha producido otra vez el giro hacia la secesión.

Mikel Buesa
0
Mikel Buesa - La paradoja vasca
El presidente regional vasco, Íñigo Urkullu, con el catalán, Quim Torra | EFE

El PNV retorna a sus viejas esencias. El péndulo patriótico se desplaza ahora en el sentido secesionista y, en compañía del fascio abertzale, heredero de la desaparecida ETA, los jeltzales reclaman la estatalidad que nunca ha tenido el País Vasco, reniegan del autonomismo y de la Constitución que lo hizo posible y pretenden instituir en España un Estado confederal donde integrarse con total independencia, aunque sin renunciar al peculiar sistema de financiación que permite a las Administraciones vascas manejar el doble de recursos por habitante que las demás regiones, a costa, naturalmente, del bolsillo de los demás españoles. Y mientras este proyecto político se va decantando y expresando en las instituciones autonómicas, la opinión pública vasca se orienta en un sentido inverso, renegando del independentismo, tal como muestra la última entrega del Sociómetro que elabora y publica el Gobierno vasco. Tal es la paradoja en la que se ve ahora envuelta la política vasca.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO