Menú
Daniel Rodríguez Herrera

Twitter es el Mal

A Twitter se va a insultar, a descargar adrenalina y juzgarlo como lo que es: una exposición de lo peor del ser humano.

Daniel Rodríguez Herrera
0
Daniel Rodríguez Herrera - Twitter es el Mal
Guardiola, con el lazo amarillo independentista | EFE

Todas las redes sociales tienen sus problemas. Reid Hoffman, fundador de LinkedIn, aseguraba que las start-ups más exitosas solían apelar a alguno de los siete pecados capitales. "Facebook es orgullo. Zynga es pereza. LinkedIn es avaricia", ponía como ejemplo. Sí, Zynga, la empresa que creó Farmville: la entrevista es de 2011, así que no se lo tengan en cuenta. La teoría tiene sus defectos y en ocasiones no es tan fácil alinear a una empresa con un pecado, pero si hay algo que está claro es que Twitter es ira.

Es difícil pasar más de diez minutos en esta red social sin acabar enfadado. Es difícil expresar en Twitter cualquier idea mínimamente pensada y profunda: la limitación de caracteres promueve exactamente lo contrario. La facilidad del "retuit con comentario" o de la simple contestación favorece el zasca, la contestación más o menos ingeniosa, pero desde luego no un genuino intercambio de ideas. Se recompensa lo inmediato, lo que se ha escrito en los últimos minutos o incluso segundos, favoreciendo esos incendios en las redes sociales con que titulamos los periodistas de poca imaginación por la mayor de las tonterías, pero al mismo tiempo tu peor momento en Twitter sobrevive eternamente. Los enlaces rara vez se leen, pero se asume su contenido por el titular. Resulta difícil no pensar en lo fina que es la línea que separa la civilización de la barbarie cuando lees los mensajes de casi cualquier cuenta elegida al azar. Cuando algún usuario comenta que "aquí se viene a insultar", sonríes, porque, como diría Sheldon Cooper, es divertido porque es cierto. Y cuando alguien replica cualquier barbaridad, colabora en que ésta se expanda. Para muestra, este botón:

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO