Menú
Cristina Losada

El secreto de Abel Caballero

El modelo de Caballero es, con algún matiz de diferencia, el de Francisco Vázquez, el cuasi legendario alcalde de La Coruña, también del PSOE.

Cristina Losada
0
El modelo de Caballero es, con algún matiz de diferencia, el de Francisco Vázquez, el cuasi legendario alcalde de La Coruña, también del PSOE.
EFE

El alcalde más conocido por retar a Tokio y Nueva York con las luces de Navidad y por su pareja de setos con forma de dinosaurio –Dinoseto y Dinosetiño– es un economista doctorado en Cambridge de la escuela neo-ricardiana de Piero Sraffa, que fue una de las figuras notables de la ciencia económica del siglo XX. Claro que, por lo general, a quien se lo cuentas se asombra. ¿Cómo puede ser el mismo ese Abel Caballero que reina en la alcaldía de Vigo alternando las formas populacheras con las despóticas? Pues lo es. De hecho, fue uno de los introductores en la Universidad española del pensamiento sraffiano en los años setenta, junto con Ernest Lluch, y ambos firmaron en 1983 el obituario de aquel economista italiano que logró un puesto en Cambridge gracias a Keynes y se instaló en Inglaterra huyendo de Mussolini.

Caballero, natural de Ponteareas, donde nació en 1947, hijo de militar, se enorgullece de ser el primer economista español que se doctoró en Cambridge, cosa que hizo después de pasar por la Universidad de Santiago y de terminar los estudios de Marina Mercante. Pero apenas se le oirá presumir de esa faceta suya en público. Su personaje político es el de un alcalde popular, que no se pierde una inauguración ni una fiesta, sube a las carrozas de la Cabalgata de Reyes para endilgarles un discurso a los niños, está en primera fila en los conciertos de verano y hasta se encarama al escenario. Este papel, amenizado por vídeos chuscos como el de las luces navideñas, casa mal con las vestiduras académicas y con su rango de catedrático, asunto que está en la raíz, según dicen, de la enemistad del expresidente socialista de la Xunta, Pérez Touriño, quien, economista también, se quedó en profesor titular.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO