Menú
Amando de Miguel

La entelequia del centro

En buena teoría, el centro resulta tan irreal que se prefiere hablar de centroderecha o centroizquierda.

Amando de Miguel
0
Amando de Miguel - La entelequia del centro
EFE

Geométricamente, el centro es una realidad minúscula, incluso virtual, pues carece de dimensiones. Bien es verdad que, en un espacio urbano, el centro corresponde a la parte antigua y monumental; a veces también la más degradada. Pero en un círculo físico el centro es tan inmaterial como un punto. En una carretera el centro viene a ser solo una raya o una mediana entre las dos calzadas. El sujeto circula por su derecha (excepto en los países anglicanos) y los otros conductores vienen por su izquierda. Que conste que las nociones de izquierda o derecha no tienen más explicación física que una metáfora antropomórfica. La izquierda corresponde a la mitad longitudinal del cuerpo humano donde se halla el corazón.

En un espacio político las cosas están también bastante claras: las dos direcciones, la derecha (destaca la libertad) y la izquierda (antepone la igualdad). En buena teoría, el centro resulta tan irreal que se prefiere hablar de centroderecha o centroizquierda, pero entonces volvemos a la metáfora de las dos calzadas y a la insignificancia de la línea divisoria.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO