Menú
Amando de Miguel

Ciudadanos: petulancia, polisemia y politiquería

Dado que se acoge al grupo de los partidos liberales europeos, bien podría llamarse Partido Liberal Español.

Amando de Miguel
0
Dado que se acoge al grupo de los partidos liberales europeos, bien podría llamarse Partido Liberal Español.
EFE

Impresiona la escultura de Rodin Ciudadanos de Calais, de carácter coral, sin peana, para indicar que aquellos honrados y rebeldes burgueses se muestran con los pies en la tierra y muy solidarios entre ellos. Podría haber sido el símbolo de Ciudadanos, si ese partido hubiera seguido fiel a sus orígenes. En efecto, no olvidemos que Ciudadanos nació para ser el adalid contra la oligarquía separatista catalana, en vista de que el PP era cada vez más tibio respecto al terrorismo y las otras excrecencias nacionalistas. Paradójicamente, en esa acción se le ha adelantado el último aliado fallido, Manuel Valls, quien, por otra parte, no se sabe de qué pie cojea. Por ejemplo, el eximio afrancesado odia visceralmente a Vox, cuando ese partido se distingue todavía más por su rechazo del separatismo. Los de Ciudadanos se distinguen por ese mismo odio, que nadie sabe de qué proviene.

En política, como en el resto de la vida de relación, el resentimiento de uno suele enconarse especialmente respecto a otro que se siente próximo. Este es el caso de Ciudadanos en el juicio (o prejuicio) que hace de Vox. No hay mayor despecho que el temor de ser desplazado por el que se sitúa al lado de uno. No sería difícil demostrar que muchos votantes de Vox lo fueron antes de Ciudadanos o del PP.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO