Menú
Amando de Miguel

La disolución de Europa

Nuestro pequeño continente lleva camino de convertirse en el reducto de nostalgia cultural que representó Grecia dentro del Imperio Romano.

Amando de Miguel
0
Nuestro pequeño continente lleva camino de convertirse en el reducto de nostalgia cultural que representó Grecia dentro del Imperio Romano.
Pixabay/CC/NakNakNak

A lo largo del último medio milenio se ha producido un acontecimiento de trascendencia universal. Millones de europeos emigraron a otros continentes, singularmente a América y a Oceanía. El resultado último es que la "civilización europea" se hizo "civilización universal", la más productiva de la historia de la Humanidad.

Pero la rueda de la historia no se para nunca; es la del mismo tiempo. Durante la última generación Europa se ha ido convirtiendo en un continente (pequeño territorialmente como es) que recibe una ingente cantidad de inmigrantes de otros continentes. El problema se complica porque una gran parte de esa inmensa corriente migratoria procede de fuera de la civilización occidental, fundamentalmente de Asia y de África. Al mismo tiempo, la natalidad de los nativos europeos se reduce a un mínimo histórico, incompatible con la pura renovación demográfica. A la vez, se mantiene la natalidad de los europeos que provienen de otros continentes, por lo menos de momento. Es claro que el resultado de ese doble proceso es que se reduce todavía más el peso demográfico de los que podríamos llamar europeos autóctonos. Puede que tal situación acarree un catastrófico conflicto cultural.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO