Menú
Jesús Laínz

La importancia de la Historia

Es la principal vía de penetración de la farsa separatista desde que los inocentes cerebros infantiles comienzan a estar a tiro de los totalitarios.

Jesús Laínz
0
Es la principal vía de penetración de la farsa separatista desde que los inocentes cerebros infantiles comienzan a estar a tiro de los totalitarios.
Pujol con su mujer, Marta Ferrusola, durante un homenaje | EFE

Indigestión de mala historia. Cuatro palabras. No hacen falta más. Así de breve y contundentemente definió Unamuno la esencia de los separatismos vasco y catalán. Un siglo después, Stanley G. Payne acaba de explicar que España es "el país occidental en el que más se falsifica la historia. En eso bate todos los récords".

En esta columna semanal hemos recordado a menudo las palabras que, sobre sus intenciones falsificadoras, escribieron sin disimulo los próceres separatistas desde los tiempos fundacionales hasta hoy. Aunque recordarlos de nuevo resulta muy aburrido, no queda más remedio que señalar dos breves ejemplos, uno catalán y uno vasco. En noviembre de 1931, el periódico ¡Nosaltres sols!, de la órbita de ERC, lamentó la ignorancia de unos catalanes que no acababan de darse cuenta de que no eran españoles, lo que tenía que ser combatido mediante el adoctrinamiento, especialmente el de los niños, por "ser dúctiles como la cera y adoptar la forma que se les quiera dar". Para conseguirlo, "los padres enseñarán o harán enseñar historia catalana a sus hijos, por maestros catalanes" y deberían adquirir "obras apropiadas y de autores dignos de crédito". Y a continuación enumeraron una lista de autores nacionalistas. Por lo que se refiere al nacionalismo vasco, un Zutik (boletín informativo de ETA) de 1967 estableció que, cuando los vascos consiguieran la independencia, "estudiaremos nuestra verdadera historia, dejando a un lado las enciclopedias de burgueses y españoles".

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO