Menú
Jesús Laínz

Desprestigio de la autoridad y destrucción de la educación

A más de uno le sorprenderá encontrar los dogmas de la neopedagogía actual enunciados en páginas escritas bastante tiempo antes de la Logse.

Jesús Laínz
0
A más de uno le sorprenderá encontrar los dogmas de la neopedagogía actual enunciados en páginas escritas bastante tiempo antes de la Logse.
Alumnos escuchan a un profesor en clase | NeONBRAND

Cada día son más frecuentes en los medios de comunicación las noticias sobre el aumento de la violencia infantil: niños contra niños, niños contra profesores y niños contra sus padres. Lo que hace no tantos años era inimaginable, hoy es habitual: padres agredidos, profesores apaleados, peleas a navajazos, etc.

Los números son contundentes: 4.300 padres denuncian agresiones de sus hijos cada año. Y se calcula que estos casos no llegan al 15% del total. El 85% restante no se denuncia. Por lo que se refiere a los profesores, el sidicato CSIF advierte de "la creciente violencia a la que se enfrentan los profesores en las aulas" y señala que el 90% de los profesores denuncia haber vivido algún caso de violencia. Y otro 11%, haber sido agredidos por los padres y otros familiares de los alumnos.

A la violencia física hay que añadir el acoso, los insultos, las denuncias y las difamaciones por parte de unos padres incapaces de admitir la responsabilidad de sus hijos y dispuestos a todo para desprestigiar a unos profesores cuyo trabajo desprecian. Y, para completar el círculo, los profesores lamentan la falta de apoyo por parte de sus superiores y de las autoridades competentes. Todo ello desemboca en hartazgo, depresiones, atención psicológica, bajas laborales y deseos de jubilarse cuanto antes.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO