Menú
José María Marco

La imaginación moral. Gertrude Himmelfarb (1922-2019)

Patriota, firme defensora de la democracia liberal, elegante y erudita, Himmelfarb fue uno de los mejores representantes del mundo neocon, y de los más influyentes.

José María Marco
0
Patriota, firme defensora de la democracia liberal, elegante y erudita, Himmelfarb fue uno de los mejores representantes del mundo neocon, y de los más influyentes.

A los españoles nos gusta imaginarnos que somos el único país dividido en dos. No es así, claro está, y ha habido, y hay, dos Italias, dos Francias, dos Inglaterras. Disraeli teorizó esta última división en Sybil, una de sus novelas de juventud, donde habló de "dos naciones entre las cuales no hay relación ni simpatía", ignorantes la una de la otra en cuanto a hábitos, ideas y sentimientos: la Inglaterra de los pobres y la de los ricos –los aristócratas y los beneficiados por la revolución industrial.

A Gertrude Himmelfarb (1922-2019), historiadora y ensayista norteamericana recién fallecida, le gustaba esa cita. Procedía de un hombre que llegó a ejemplificar como pocos las virtudes de la era victoriana, y sugería una manera de trabajar que aplicó en múltiples ocasiones. Himmelfarb, nacida en una familia humilde de Brooklyn, estudiante de Filosofía, Historia y Economía, trotskista en su juventud y reconciliada luego, tras la revolución cultural de los años 60, con el pensamiento y la actitud conservadores, aplicó el esquema de Disraeli en varias ocasiones. En The Roads to Modernity (2004) contrapuso la vía francesa hacia la modernidad (la Ilustración racional, ideológica, elitista y despótica) a la emprendida por ingleses y norteamericanos, una Ilustración tan pragmática como racional, democrática, imbuida de sentido común.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO