Menú
Amando de Miguel

Las dos hecatombes generacionales

Dentro de algunos decenios, los españoles se percatarán de que el hecho de haber sobrevivido a la pandemia les va a proporcionar un extraño sentimiento.

Amando de Miguel
0
Dentro de algunos decenios, los españoles se percatarán de que el hecho de haber sobrevivido a la pandemia les va a proporcionar un extraño sentimiento.
Trabajadores sanitarios trasladan a ancianos que han dado positivo en el test de coronavirus. | EFE

La generación de la guerra civil de 1936 marcó a los españoles que la sobrevivieron con una señal indeleble. Toda la vida la han recordado después, aunque solo sea por sus efectos, que todavía perduran.

Ahora mismo, como una especie de venganza histórica, se repite una nueva hecatombe que va a señalar a una nueva generación de españoles: la pandemia del virus chino. Aunque el dato se oculte, el hecho es que la incidencia de esta infección, en términos per cápita, ha sido más fuerte en España que en otros países. Se descuenta China porque sus estadísticas son opacas.

Los dos acontecimientos son muy distintos, pero mantienen algunos rasgos comparables. Ambos suponen una mortandad extraordinaria, imprevista. La tragedia de la guerra civil duró tres años, pero en sus primeros momentos, para ambos bandos, el percance se iba a resolver en un par de semanas. La pandemia también pareció al principio que iba a ser cosa de unos pocos días, pero llevamos cuatro meses de incertidumbre. Mi predicción es que los contagios de la dichosa pandemia van a durar unos tres años. De momento, el Gobierno ha decretado la "nueva normalidad" con solo algunos rebrotes esporádicos. Pero el hecho es que el número de rebrotes crece cada día, por mucho que se diga que han sido "controlados". La pandemia mantiene unos índices de letalidad relativamente bajos (si la comparamos con la pandemia de gripe de 1918), pero los contagios se multiplican de forma asombrosa. No se sabe cómo se produce tal fenómeno. No parece que las ubicuas mascarillas sean capaces de contener la propagación del virus.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO