Menú
José María Marco

Revolución en Estados Unidos

La ola de protestas sociales que se ha desencadenado sobre Estados Unidos presenta algunos de los elementos propios de un proceso revolucionario.

José María Marco
0
La ola de protestas sociales que se ha desencadenado sobre Estados Unidos presenta algunos de los elementos propios de un proceso revolucionario.
Comfreak-Pixabay

La ola de protestas sociales que se ha desencadenado sobre Estados Unidos presenta algunos de los elementos propios de un proceso revolucionario. Andrew Sullivan, en un brillante apunte, enumera tres. Uno es la iconoclastia, la destrucción de imágenes ofensivas, que rehace la Historia según los deseos dictados por el presente y da forma a un nuevo espacio público y a una nueva comprensión de la naturaleza misma de la sociedad. La Historia, que en los países anglosajones era fuente de experiencia y de enseñanza, se convierte en un catálogo de errores que hay que borrar. Se recordarán los actos de destrucción de los islamistas y de los Guardias Rojos durante la Revolución Cultural maoísta. Otro elemento revolucionario es la autocrítica pública, tan cruelmente escenificada bajo el estalinismo y entonada ahora por decenas de profesores, escritores, empresas e instituciones norteamericanas, supuestamente avergonzados por actitudes difíciles de reconciliar con la nueva ortodoxia. El tercero es la lengua, la neolengua, la LTI que va incorporando cada vez más rápido los elementos que evidencian una nueva realidad social y al tiempo denuncian la anterior, por sexista, clasista o racista. Orwell y Klemperer fueron los grandes pioneros en el análisis de esta nueva realidad lingüística propio de los totalitarismos. Y como tal, no hay escapatoria: el uso del lenguaje nos denunciará como seres despreciables, manipulados y manipuladores, o bien como personas de nuestro tiempo, miembros de la ciudadanía woke. (Para no perderse, en inglés existe la excelente página Translations from the Wokish).

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO