Menú
Amando de Miguel

Como si fuera otra guerra mundial

Los grandes cataclismos de la Historia se pueden anticipar, por lo menos para amortiguar algunos de sus efectos.

Amando de Miguel
0
Los grandes cataclismos de la Historia se pueden anticipar, por lo menos para amortiguar algunos de sus efectos.
Mike Kniec - pxhere

Los grandes cataclismos de la Historia se pueden anticipar, por lo menos para amortiguar algunos de sus efectos. La base del diagnóstico político es el conocimiento del pasado inmediato. Es, aproximadamente, lo contrario de lo que en España se llama, aviesamente, ‘memoria histórica’, que en realidad no es ninguna de las dos cosas.

La hecatombe económica y social que se nos echa encima cuenta con un precedente: la gran depresión de 1929, que a España llega en 1931. Fue un suceso inesperado que echó por tierra el relativo auge económico de los años 20. Entonces ni siquiera se contaba en España con estadísticas adecuadas para medir el impacto de una depresión. Asombrosamente, ningún dirigente o vocero de la II República fue consciente de la crisis económica que nos acogotaba. Una ignorancia tal constituyó una de las causas del desmoronamiento de la República y del trágico desenlace de la Guerra Civil.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO