Menú
Amando de Miguel

Memoria democrática o resentimiento totalitario

La izquierda perdió la guerra civil, pero ahora puede desquitarse. El Gobierno actual es la réplica del Frente Popular de 1936.

Amando de Miguel
0
La izquierda perdió la guerra civil, pero ahora puede desquitarse. El Gobierno actual es la réplica del Frente Popular de 1936.
El comunista Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno. | Dani Gago.

En definitiva, se acabó el ciclo de la transición democrática, con lo que tuvo de reconciliación de las dos Españas, del finiquito de la espantosa guerra civil, sus antecedentes y consecuencias. Queda el abuso del epíteto democrático para santificar el sustantivo que mejor convenga. Sin ir más lejos, “memoria democrática”, que significa revivir los borrosos recuerdos de la guerra civil. Por lo visto, nos va a dar mucha paz desenterrar las calaveras de hace más de ocho décadas. Sin ir más lejos, mis parientes de Palencia podrán dar sepultura a los huesos de mi primo Tomás, fusilado en Paracuellos, bajo la autoridad de Santiago Carrillo. Tomás era un estudiante de 16 años.

Dicen que conviene revisar los procesos penales de tipo político de cuando la guerra y de los años posteriores. Uno que debe recordarse bien es el de Luis Lucia, dirigente de la Derecha Regional Valenciana. Como tal, fue diputado de la CEDA y ministro en el Gobierno Lerroux en 1933. Estalló el alzamiento de Franco, y Lucia fue sometido a un consejo de guerra por parte de la República. Se le condenó a muerte por auxilio a la rebelión. Pero eso fue ya al final de la contienda. El sumario quedó en manos de las tropas de Franco, con tal mala fortuna que le abrieron otra vez un consejo de guerra por parte del franquismo. De nuevo se le condenó a muerte por auxilio a la rebelión, ahora la del otro bando. Al final, por mediación de los obispos, la pena capital fue conmutada por un caritativo destierro de por vida en Palma de Mallorca, donde murió, supongo que asqueado.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO