Menú
Mikel Buesa

Toque de queda

A izquierda y derecha, nuestros políticos deben de creer que los ciudadanos somos todos igual de tontos e ignorantes que ellos.

Mikel Buesa
0
A izquierda y derecha, nuestros políticos deben de creer que los ciudadanos somos todos igual de tontos e ignorantes que ellos.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. | EFE

A izquierda y derecha, nuestros políticos deben de creer que los ciudadanos somos todos igual de tontos e ignorantes que ellos. La política epidémica lo demuestra con reiteración, sin el menor rubor por parte de sus protagonistas cuando exponen ocurrencias cuya única finalidad es ocultar su incompetencia y su fracaso en la gestión de la crisis que ha provocado el coronavirus. La primera ola nos pilló a todos desprevenidos, más por mor de la estupidez y de las pasiones feministas que por otra cosa, pues aunque hubo avisos reiterados parecía mejor mirar hacia otra parte. Al final, nos pasó lo mismo que a los chinos; que por llegar demasiado tarde, tras una retahíla de ocultaciones y disimulos, hubo que meter a todos en casa para que no se movieran y así evitar la expansión de los contagios. Claro que los chinos lo hicieron mejor que nosotros, tal vez porque no se andan con remilgos democráticos. Mejor, sobre todo, porque Xi Jinping lo primero que hizo, después de decretar aquel 23 de enero el confinamiento de Wuhan, fue purgar a los dirigentes de la provincia de Hubei, destituyendo a varios centenares de funcionarios, y echar una bronca de padre y muy señor mío a los jefes policiales que cometieron el error de ensartar al mensajero –o sea, al doctor Li Wenliang, oftalmólogo del Hospital Central de Wuhan, que fue el primero en dar la alarma en las redes sociales–.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO