Menú
Amando de Miguel

Divagaciones sobre la condición humana

Me urge explicar por qué es tan difícil cumplir las normas de reclusión domiciliaria que requiere la lucha contra la pandemia del virus chino.

Amando de Miguel
0
Me urge explicar por qué es tan difícil cumplir las normas de reclusión domiciliaria que requiere la lucha contra la pandemia del virus chino.
Flickr/CC/kenwood

Me urge explicar por qué es tan difícil cumplir las normas de reclusión domiciliaria que requiere la lucha contra la pandemia del virus chino. Me tengo que remontar un poco; se me perdonará la digresión. Escribo este artículo en un hospital, aquejado de anemia. No sé si la pérdida de glóbulos rojos afectará a mi manera de ver las cosas.

El azar biográfico me hizo sociólogo y no psicólogo. En consecuencia, me interesan las condiciones sociales de las conductas humanas más que estas mismas. No obstante, debo reconocer el influjo de dos destacados profesores de psicología que tuve en los primeros años de mi formación: José Luis Pinillos (en Madrid) y Richard Christie (en Columbia, Nueva York). La prueba es que mis primeros trabajos publicados fueron de índole psicológica, muy influidos por esos dos grandes maestros.

La diferencia entre los dos enfoques es que la psicología explora la condición humana, con independencia de la pertenencia a una sociedad, etnia o cultura, entre otras circunstancias heredadas. Precisamente, la sociología se fija en esas condiciones sociales de la vida individual. Ninguno de los dos enfoques tiene por qué ser exclusivista; son complementarios.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO