Menú
José María Marco

Bye bye, Mr. Trump!

El Partido Republicano está dividido y en ruinas, como era de esperar tras la tormenta Trump, y la corriente populista anda descabezada.

José María Marco
0
El Partido Republicano está dividido y en ruinas, como era de esperar tras la tormenta Trump, y la corriente populista anda descabezada.
Cordon Press

Incluso después de derrotado, Trump sigue dando guerra. En Estados Unidos y también fuera, donde está generando una batalla sobre su legado político y, a partir de ahí, acerca del futuro de la derecha. Para los demócratas y progresistas norteamericanos, la situación se ha despejado: lo que no consiguieron en los últimos cuatro años, Trump se lo ha ofrecido en bandeja desde las elecciones. Ahora pueden desplegar la infinita buena conciencia en la que habitan, con argumentos irrefutables, además, como el asalto al Congreso y la arenga subversiva previa desde la Casa Blanca. Es el momento de triunfo. La euforia bajará de tono si Biden aspira en serio, como ha repetido una y otra vez, a reducir el grado de tensión en la sociedad norteamericana.

Por el lado conservador se presenta un panorama muy diferente. El Partido Republicano está dividido y en ruinas, como era de esperar tras la tormenta Trump, y la corriente populista anda descabezada. Contra toda expectativa, Trump la llevó a la Casa Blanca. También la abandonó, ya durante la pandemia, así como abrió paso al éxito demócrata, primero en noviembre y luego en las elecciones de Georgia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO