Menú
Amando de Miguel

Valores y virtudes de los españoles

La virtud más positiva de la mentalidad española, hoy como ayer, es el culto a la simpatía.

Amando de Miguel
0
La virtud más positiva de la mentalidad española, hoy como ayer, es el culto a la simpatía.
Celebración en el barrio del Born de Barcelona tras el fin del estado de alarma | EFE

Durante mucho tiempo se creyó que el espíritu belicoso, rebelde, individualista de los españoles contemporáneos se debía al fondo étnico celtibérico. Por ejemplo, así lo considera el estudio del geógrafo José Bergua, de 1934. Tal hipótesis parece un tanto fantasiosa. Bergua representa la corriente enaltecedora del carácter español, adornado de todas las virtudes, un paradigma para el mundo. Es lo que podríamos llamar la leyenda blanca sobre España, tan arbitraria como la negra.

Durante la primera etapa del franquismo se desarrolló hasta el empalago la literatura encomiástica sobre las virtudes de los españoles, siempre con un fondo histórico de los tiempos imperiales. Se trataba de compensar las miserias y pesadumbres de la vida cotidiana.

El sistema actual de valores lo han investigado los sociólogos, por medio de encuestas, y los psicólogos, a través de escalas. Ambos métodos resultan harto limitados para tal objetivo. Resulta dudoso que se trate de un verdadero sistema, esto es, ordenado y general. Precisamente, un aspecto de los valores vigentes actuales es su aparente desorganización. No es solo que las personas con parecidas posiciones sociales manejen valores encontrados. El valor más general es que se ha difuminado mucho la frontera entre lo que se considera bueno y malo. La misma persona que se enternece por conservar la vida de algunos animales considera fríamente que se debe permitir el aborto o la eutanasia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO