Menú
Amando de Miguel

La personalidad fanática

Los fanáticos son como adolescentes que no maduran. Su afiliación radical a una ideología les proporciona cierta seguridad en sí mismos.

Amando de Miguel
0
Los fanáticos son como adolescentes que no maduran. Su afiliación radical a una ideología les proporciona cierta seguridad en sí mismos.
La ministra de Igualdad, Irene Montero. | EFE

Las diferentes ideologías o doctrinas dominantes atraen a un conjunto numeroso de seguidores. Los más de ellos se consideran moderadamente afiliados a la causa. Sin embargo, hay otros que la defienden de modo intenso, exaltado, fanático. Procede ver las características de personalidad de los fanáticos. Suelen considerar la ideología, a la que se adscriben, como una secta, a la que dedican, con ahínco, todas sus energías. En inglés, son los true believers, los fieles creyentes comprometidos. Históricamente, eran los adictos a una fe religiosa de manera exaltada, intolerante para los "infieles". Hoy, ese modelo se proyecta sobre diversos asuntos terrenos, relacionados con algunas de las ideologías política dominantes. El fanático necesita afirmar, sin descanso, la seguridad de sus convicciones ideológicas, que considera como dogmas o axiomas indiscutibles. Abandonar tales creencias supondría pasar a la condición de renegado o traidor.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO