Menú
Amando de Miguel

Sobre los vascos

No puede sostenerse por más tiempo la hipótesis de la 'pureza racial' de los vascos.

Amando de Miguel
0
No puede sostenerse por más tiempo la hipótesis de la 'pureza racial' de los vascos.
El Hayedo de Otzarreta, en Vizcaya. | Flickr

Una de las lecturas inolvidables de mi infancia fue la novela histórica Amaya, o los vascos en el siglo VIII. Vivía yo en San Sebastián, y desde entonces todo lo vasco me interesa. Últimamente me he carteado con mi amigo Jesús García Castrillo, lingüista eminente y buen conocedor del euskara o vascuence. Su tesis confirma una sospecha que muchos teníamos. No se trata de un idioma anterior al latín, y menos aún coetáneo de la Torre de Babel; se desarrolla en los primeros siglos de la Edad Media, con el influjo principal del armenio.

Somos muchos los que nos hemos preguntado por el milagro del arte románico, sobre todo francés y español (la parte de los reinos cristianos), a partir del siglo X. Fueron siglos oscuros en los que la población autóctona se dedicaba, penosamente, a cultivar la tierra o a guerrear. ¿De dónde salieron los constructores de las maravillosas iglesias románicas? Fueron, fundamentalmente, las nutridas cuadrillas de armenios. Provenían de un territorio cristianizado antes de que lo fuera el Imperio Romano. En Armenia habían levantado numerosas iglesias de piedra. Ese origen oriental del arte románico se advierte, de forma eminente, en los cimborrios de las catedrales de Zamora y Salamanca. Hay otras muchas huellas culturales. Se conservan actualmente en los típicos deportes populares vascongados: cortar troncos y levantar piedras. Es una afición que no se conserva en otras regiones de Europa.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO