Menú
Santiago Navajas
Santiago Navajas

Teoría del progre

El progre vive cómodamente dentro del Sistema que critica, dejándose alimentar por la mano que simula morder.

Santiago Navajas
0
El progre vive cómodamente dentro del Sistema que critica, dejándose alimentar por la mano que simula morder.
Los activistas progresistas Jesús Cintora, Fernando Berlín e Ignacio Escolar. | Cordon Press

Los izquierdistas, los derechistas, los centristas y, ay, los liberales se parecen cada vez más a sus caricaturas respectivas, los progres, los fachas, los veletas y los liberalios.

El mejor retrato del progre lo ha realizado el humorista Juan Carlos Ortega, cuyo programa en la cadena SER es un prodigio de finezza humorística. En un capítulo titulado Los valientes se simula una entrevista realizada por una periodista de la noche, voz profunda y sensual, al director de cine, actor y poeta comprometido Pablo Cantero. Ser progre es estar comprometido. ¿Con qué? Con la Justicia Social. Con la Solidaridad. Con Lo Común. Con las Mayúsculas. Como dijo Alberto Garzón, es imposible ser de izquierdas y delincuente.

Un ejemplo: el documental que ha realizado Cantero para denunciar a las plataformas televisivas como Netflix que nos empujan a consumir compulsivamente. Hace falta tener mucho valor y ser un lúcido activista para atreverse a cuestionar a un imperio como Netflix. ¿Dónde va a estrenar Cantero el documental? En Netflix. El progre vive cómodamente dentro del Sistema que critica, dejándose alimentar por la mano que simula morder. Uno de los sectores productivos más florecientes dentro del capitalismo es el de la industria anticapitalista: radios, periódicos, películas, novelas, ensayos, ropa, objetos... Es la forma que tiene el capitalismo de evitar la subversión: aburguesar al potencial revolucionario. Nada más paradigmáticamente progre que Irene Montero tratando de emular el glamour de Grace Kelly en Vanity Fair mientras pontifica contra el 1% de millonarios que posee el 99% de la riqueza (tanto por ciento en el que se encuentra ella, herencias y sueldo político estratosférico mediante).

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO