Menú
Pedro Mielgo

La COP27 y la realidad

Europa se encuentra a las puertas de una recesión de duración e impactos aún inciertos, cuyas causas son las políticas energéticas y climáticas.

Europa se encuentra a las puertas de una recesión de duración e impactos aún inciertos, cuyas causas son las políticas energéticas y climáticas.
Lápidas de juguete por la COP27. | EFE

La reunión de la COP27 tiene lugar en una coyuntura económica difícil, marcada por la carestía energética, en parte causada por los efectos de la guerra de Ucrania en los mercados de combustibles fósiles, sobre todo el gas y el petróleo, pero cuyos orígenes son anteriores, y se deben en gran medida a las políticas ambientales.

El incremento del precio del gas natural, que se inició a mediados de 2021 y fue consolidándose en los meses siguientes, se debió a la tensión creciente en el mercado por la solidez de la demanda y por la debilidad de la oferta. La política climática, sobre todo europea, venía dando mensajes de abandono progresivo de los combustibles fósiles en fechas no muy lejanas, lo que indujo una reducción de la inversión en exploración y producción, por las perspectivas de precios bajos, que serían la consecuencia del probable exceso de oferta. Además, los precios del CO2, que se habían multiplicado en los dos años anteriores, impulsaron el recurso al gas para sustituir el carbón en la generación de electricidad. Así, la demanda europea de gas natural se mantuvo, al tiempo que crecía en otras regiones. En China, por ejemplo, la demanda de gas natural se multiplicó por 3 en la última década. La demanda mundial creció en 2021 un 5,35% sobre el año anterior, una tasa muy superior a la media de la década (2,2%). Esto, junto con algunas disrupciones en el suministro de GNL y otros acontecimientos, dieron lugar a esa tensión de precios.

¿Quieres ?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO