Menú
Pedro Gil Ruiz

Un aniversario ficticio y una ofensa para el Cuerpo Nacional de Policía

Para superar en antigúedad a la Guardia Civil, alguien ha tenido la feliz ocurrencia de situar el origen de la Policía Nacional en la policía política del Fernando VII.

Para superar en antigúedad a la Guardia Civil, alguien ha tenido la feliz ocurrencia de situar el origen de la Policía Nacional en la policía política del Fernando VII.
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, clausura el Foro de Terrorismo y Seguridad Internacional. | EFE

Si usted consulta la página web del Ministerio del Interior de Francia, interesándose por la historia de sus fuerzas de seguridad, le llamará la atención que sitúe la creación de la policía nacional en el año 1966 (ley 66-492 del 9 de julio). Un país que estableció el Ministère de la Police générale el 2 de enero de 1796 (12 de nivôse del año IV en el calendario republicano), con Joseph Fouché como ministro durante el Directorio, y años más tarde, en 1804, con el restablecimiento del Ministerio por el Primer Imperio. ¿Por qué no reconocen la creación de su policía a finales del siglo XVIII? No sucede esto con la Gendarmerie National, creada el 16 de febrero de 1791. Al igual que nuestra Guardia Civil, tiene un origen preciso. No se disuelve y se vuelve a crear. No hay rupturas. Ambas, la Gendarmerie y la Benemérita, mantienen una continuidad indiscutible.

Al finalizar la II Guerra Mundial las autoridades francesas decidieron que la policía de la República no podía estar contaminada por la que el mariscal Pétain organizó en la Francia ocupada. El 23 de abril de 1941, el JournalOfficiel De L'état Français n.º 1803 publicaba la ley por la que se procedió a la organización general de los servicios policiales. El documental La policía de Vichy, de David Korn-Brzoza y Laurent Joly, narra esa infamia que los franceses han borrado de su historia. Como borró el general de Gaulle a los Grupos Móviles de Reserva, sustituidos en diciembre de 1944 por las Compañías Republicanas de Seguridad.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO