Menú

La Ilustración Liberal

Varia

Economía política de la independencia de Cataluña

0

El derecho a la autodeterminación y, consecuentemente, a la secesión fue reivindicado tradicionalmente a partir de lo que podríamos considerar como una política de identidades; es decir, de una apelación a las razones históricas, religiosas, lingüísticas, culturales y raciales que sustentaban el hecho nacional y el derecho a constituir un Estado independiente. Sin embargo, como se ha destacado recientemente con referencia a las regiones de países europeos donde se han producido tensiones separatistas, ese tipo de argumentos han cedido el paso a otros de naturaleza económica centrados en las ventajas que se obtendrían con la independencia para el bienestar de sus ciudadanos (Rodríguez-Pose y Sandall, 2008). En el caso de Cataluña, ello es evidente, tal como se verá más adelante, de manera que se ha argumentado que la región, separada de España, vería incrementado su producto por habitante, aproximándose así a los países europeos más avanzados. Y en esa discusión ha ocupado un lugar central la idea de que el saldo fiscal negativo que la región mantiene con el conjunto de España, frena su desarrollo. Una idea que además ha encontrado una exitosa formulación política, "Espanya ens roba", que ha servido de banderín de enganche para la mayor parte de los ciudadanos que aspira a la independencia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO
0
comentarios