Menú

La Ilustración Liberal

Los Crímenes del Comunismo

A propósito del Holodomor, un holocausto desconocido

0

Como cada cuarto sábado de noviembre, el pasado 27 de noviembre los ucranianos conmemoraron el Holodomor: la hambruna artificial sufrida en Ucrania durante el bienio 1932-1933. Se calcula que murieron al menos 3,9 millones de personas y nacieron 0,6 millones de niños menos, y disminuyó de forma considerable la esperanza de vida de los nacidos entre 1932 y 1934 (véase el trabajo de investigación de Oleh Wolowyna[1]). Holodomor es una palabra ucraniana compuesta por los vocablos holod (hambre) y mortory (matar atormentando). Su significado literal es, pues, "matar de hambre".

3,9 más 0,6 son 4,5 millones. Fríos números, inconscientes de la terrible realidad que encierran, dada a conocer a través de la recopilación, ordenación y análisis de documentos oficiales soviéticos, memorias de supervivientes y testimonios diversos, a partir, sobre todo, del fin de la Segunda Guerra Mundial. Una recopilación reciente, detallada y bien fundamentada de este trabajo de investigación histórica se encuentra en Hambruna roja[2]. Fuentes que describen, una y otra vez, las mismas escenas: personas en harapos, ya que todo lo habían vendido o intercambiado para conseguir alimentos; rostros sicológicamente rotos, marcados por la tristeza y la desolación más absolutas; cuerpos hinchados; cuellos delgados de cigüeña; piel fina y transparente que permitía la visión directa de los huesos; manos torpes, sin energía, rebuscando, no ya en la basura, sino en lo siguiente, lo inverosímil que llevarse a la boca; enfermos; muertos de hambre abandonados en las calzadas; gentes que se habían dejado morir yaciendo sobre sus propios lechos, abandonándose a la nada; robo, violencia y canibalismo, porque el hambre radical puede convertir a personas normales en animales desorientados y sin conciencia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO