Menú
Yanire Guillén

Gobernar desde el lecho

Antonio Escohotado viene a desflorar una discusión cada vez más inmadura, simplista y puritana, a la vez que nos introduce en su erudita fascinación por el mito con la mujer como protagonista.

Yanire Guillén
0
La Emboscadura

Antonio Escohotado viene a desflorar una discusión cada vez más inmadura, simplista y puritana, a la vez que nos introduce en su erudita fascinación por el mito con la mujer como protagonista. Notas sostenidas en los escritos más antiguos del mundo. Lo hace con un texto publicado originalmente en 1993, Rameras y Esposas. Un ensayo enfocado en la guerra de los sexos a través de cuatro mitos: Ishtar y Gilgamesh, Deyanira y Hércules, Hera y Zeus, María y José. Recientemente reeditado por La Emboscadura, es una lectura novedosa para muchos que descubrimos a Escohotado por sus monumentales Los enemigos del comercio o Historia general de las drogas. Su abordaje cobra una vigencia sustancial en esta edición, donde se adentra sin tapujos en espinosos temas como la prostitución y el feminismo radicalizado.

El trueque de sexo por bienes parece confirmarse una práctica primitiva que como especie nos define más de lo que, tal vez, estemos dispuestos a considerar. Y el festival sexual como costumbre nos acompañó durante siglos. Una lectura estimulante que, como mujer, me ha llevado a reflexionar mucho sobre el poder de la sexualidad femenina. Doncellas enloqueciendo a un Olimpo lleno de dioses. Madres maltrechas tratando de competir en mercados amurallados por diosas vestidas de placer. Escohotado ha despertado en mí una repentina curiosidad por el alcance de mi cuerpo (y de mi actitud) como emisor y receptor de dominio sensorial.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO