Menú
Iván Vélez

Una resistencia (carlista) olvidada

Dentro de un proceso que Ibáñez califica de "limpieza étnica", numerosos linajes históricamente vascos vieron caer a muchos de sus miembros, mientras otros se veían forzados a abandonar sus tierras.

Iván Vélez
0
Dentro de un proceso que Ibáñez califica de "limpieza étnica", numerosos linajes históricamente vascos vieron caer a muchos de sus miembros, mientras otros se veían forzados a abandonar sus tierras.
Auzolan

El subtítulo del libro firmado por Víctor Javier Ibáñez, Tradicionalistas mártires del terrorismo, distingue una especie, la carlista tradicionalista, dentro del siniestro género de las víctimas del terrorismo hispanófobo. En efecto, desde hace décadas, las sucesivas capas eticistas que se han proyectado sobre el largo listado de asesinados por bandas terroristas, singularmente la etarra, han llegado a desdibujar los perfiles más definidos de aquellos que perdieron su vida a manos quienes han buscado el mayor de los crímenes políticos: la destrucción de la nación. Este es, a nuestro juicio, el principal interés de la bien documentada obra de Ibáñez, consagrada a la reconstrucción del colectivo de aquellos que, bajo la terna "Dios, Patria y Rey", se convirtieron, en buena y carlista lógica, en mártires.

En las primeras páginas de Una resistencia olvidada se insiste en la necesidad de ahondar en la ideología que marcó a aquellos que cayeron bajo las diversas manifestaciones del terror en la España de los dos últimos siglos. Ibáñez afirma rotundamente que "ha sido el tradicionalismo la doctrina política que más muertos tiene por el terrorismo etarra". Pese a ello, la lista de mártires se habría abierto mucho antes de que la banda del hacha y la serpiente comenzase a abatir españoles. En 1895, a punto de terminar el convulso siglo en el que arrancó la causa carlista, el que Ibáñez llama rey Carlos VII ya escribió una carta al Marqués de Cerralbo en la que pedía el establecimiento de

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO