Menú
José María Marco

Covid-19. Testimonio excepcional

Carbajosa consigue algo muy difícil, como es mantener la distancia que permite relatar la atrocidad que está viviendo y, al tiempo, no violentar ni forzar la descripción.

José María Marco
0
Carbajosa consigue algo muy difícil, como es mantener la distancia que permite relatar la atrocidad que está viviendo y, al tiempo, no violentar ni forzar la descripción.
Encuentro

En su reciente anuncio del nuevo confinamiento de Francia, Emmanuel Macron afirmó que para mediados de noviembre, dentro de dos semanas, se prevén unos 9.000 pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos. Eso significa el colapso del sistema hospitalario francés, la necesidad de decidir qué pacientes acceden a la UCI y, puestos en lo peor, la vuelta a las salas de espera saturadas en las instituciones médicas. La segunda oleada podría llegar a ser, como a veces se ha anticipado, peor y más cruel que la primera.

También es posible que el nuevo confinamiento evite esta perspectiva, y que los conocimientos y la experiencia acumulados en estos meses detengan el golpe y no tengamos que volver a vivir la situación de marzo y abril. Ahora mismo, sin embargo, vivimos un momento de espera tenso y deprimente en el que imaginamos lo que viene según la catástrofe que entonces vivimos y –lo que no ayuda– sin la menor confianza en las autoridades, en realidad en el conjunto de la clase política. También sabemos que el personal médico y hospitalario está en su puesto, pero cansado, exhausto en algunos casos, y exasperado.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO