Menú
Santiago Navajas

La waltdisneyzación de Karl Marx

Esperemos que la tragedia de ayer se quede en farsa hoy.

Santiago Navajas
0
Esperemos que la tragedia de ayer se quede en farsa hoy.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. | EFE

En la segunda mitad del siglo XIX destacan tres filósofos: Friedrich Nietzsche, John Stuart Mill y Karl Marx. Nietzsche era un filólogo alemán que adoraba a los héroes homéricos tanto como detestaba a Platón y el cristianismo, ese "platonismo para la plebe". Stuart Mill era un niño prodigio inglés torturado por los dogmáticos y simplistas principios pedagógicos de su padre, el utilitarista John Mill, que dedicó su vida a defender la libertad de todos, especialmente de los más vulnerables. Karl Marx era un revolucionario profesional dedicado a poner patas arriba lo que se le ponía por delante, ya fuese la filosofía de Hegel o la economía capitalista (la filosofía de Hegel y la economía capitalista se encogieron de hombros y siguieron a lo suyo: comprender y transformar el mundo, respectivamente).

El siglo XX no fue sino la batalla militar entre los legatarios de los tres filósofos. Nietzsche se hubiese horrorizado ante la reivindicación que hicieron los nacional-socialistas de Hitler y su discípulo Heidegger de su pensamiento, pero cabe adjudicarle responsabilidad ante el desastre al que llevaron sus metáforas grandilocuentes sobre superhombres encarnados en bestias rubias más allá del bien y del mal. John Stuart Mill, sin embargo, estaría razonablemente satisfecho de las actuales democracias liberales, con la igualdad plena entre hombres y mujeres y la paulatina desaparición del hambre en el mundo como manifestaciones más evidentes de la superioridad humanista de su liberalismo razonable y compasivo.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO