Menú
Santiago Navajas

Patriotismo liberal

Entre Felipe VI y Dani Mateo, un patriota liberal prefiere al primero. A Mateo le va más la República Bolivariana de Venezuela o la República Puigdemontana de Catalunya.

Santiago Navajas
0
Santiago Navajas - Patriotismo liberal

A España, a la monarquía constitucional y a Dios les sucede lo que al Real Madrid, que, dijo Solari, "vive en permanente crisis. Incluso ganando Champions". Dios no ha muerto, error de Nietzsche; la monarquía constitucional es el faro de la democracia en el mundo, de Noruega a Australia, pasando por Holanda y Canadá, mal que le pese a Pablo Iglesias, y España vive el mejor momento de su historia, a pesar de la extrema izquierda y el nacionalismo golpista.

Sin embargo, tanto la derecha como la izquierda españolas tienen un problema con el patriotismo. La primera, por exceso, es decir, por patrioterismo, un patriotismo superficial, vacío, banal, histriónico. Es la perversión y la degeneración del patriotismo, al quedarse únicamente en los símbolos y no darles sustancia cultural, histórica y política. La izquierda, sin embargo, suele pecar de patriotismo por defecto, ya que le da vergüenza la emoción patriótica porque la considera primitiva y casi bestial, en desacuerdo con el alto elevado concepto intelectualista de sí misma que suele tener y su complejo de superioridad moral. A los izquierdistas les suele chirriar estar orgulloso de ser español y se avergüenzan de serlo. O solo consideran que es una "suerte" tener la nacionalidad española por ser un Estado garantista y democrático (por lo que en cuanto parece que va a gobernar la derecha anuncian que se van a ir del país, ya que creen que solo ellos garantizan dichas garantías y estatus democrático).

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO