Menú
Santiago Navajas

Pablo Iglesias según 'Juego de Tronos'

Más allá de sus ganancias personales, Pablo Iglesias ha resistido pero ha perdido.

Santiago Navajas
0
Pablo Iglesias, en un acto de Podemos en Zaragoza. |  EFE

Juego de Tronos es una serie fascinante: personajes poderosos, tramas complejas, conflictos irresolubles, pasiones desatadas y espectáculo apabullante. En un primer vistazo va sobre el poder y las relaciones políticas, económicas y militares que llevan al trono de sangre, sudor e hierro. Por eso fascinó tanto a politólogos como Pablo Iglesias, que en abril de 2015, cuando todavía Podemos era una novedad fresca e ilusionante, regaló el DVD de la misma a Felipe VI. Le dijo que se aprendía mucho con ella de las élites españolas. Cuatro años después, Felipe VI está en lo más alto de la apreciación ciudadana mientras Iglesias ve cómo su partido se descompone y él está en la picota, convertido en uno más de la "casta" y la élite con mansiones de 600.000 euros que tanto criticaba.

Recientemente he tenido ocasión de ver algunos de los mejores episodios de las últimas temporadas en cine. Y en la gran distancia de la pantalla gana. La sangre se ve más roja y el fuego de los dragones, más brillante. También, que tras las luchas por el Trono de Hierro se aprecia el fondo que dota a la serie de una intensidad moral que nos hace implicarnos más, los vínculos familiares: el respeto por los padres, el amor por los hijos, la fidelidad a los hermanos, el compromiso con un linaje y el orgullo por un legado.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO