Menú
Iván Vélez

ReAMLOpolitik

Andrés Manuel, con su cartera repleta de corazones, es sabedor de que en México el hambre da más cornadas que el coronavirus.

Iván Vélez
0
Andrés Manuel, con su cartera repleta de corazones, es sabedor de que en México el hambre da más cornadas que el coronavirus.
Andrés Manuel López Obrador | EFE

Hace poco más de un mes, Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, sorprendió más a extraños que a propios al mostrar, en el transcurso de un acto público, una estampita con la leyenda "Detente enemigo que el Corazón de Jesús está conmigo". Obsequios de un pueblo al que, una vez más, aduló, AMLO comparó los detentes recibidos con el escudo protector –término también usado por Unidas Podemos– confeccionado, a su decir, con grandes dosis de honestidad. Un escudo de tintes morales y manifestaciones prosaicas, útil para enfrentarse a la profunda crisis que se atisba, agravada por la irrupción de la pandemia coronavírica.

Como es habitual, las declaraciones de Andrés Manuel encontraron un amplio eco en los medios de comunicación. En esta ocasión, muchas de las plataformas que habitualmente se alinean a favor de la Cuarta Transformación que él encabeza tuvieron que hacer verdaderos contorsionismos para no criticar un gesto que, desde determinadas posiciones confusamente laicistas, serían inadmisibles si su impulsor hubiera presidido, por ejemplo, Polonia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO