Menú
Santiago Navajas

Rojos ‘y’ maricones

Estamos en mitad de una guerra de ideas y la están ganando los "bárbaros y sectarios" de toda condición/orientación/identificación sexual.

Santiago Navajas
0
Estamos en mitad de una guerra de ideas y la están ganando los "bárbaros y sectarios" de toda condición/orientación/identificación sexual.
Jorge Javier Vázquez | Telecinco

Un famoso presentador de televisión ha dicho que su programa de entretenimiento es exclusivamente para "rojos y maricones". La palabra clave en dicha expresión es la humilde conectiva y. Ser rojo a secas (a partir de aquí usaré la terminología despectiva a efectos retóricos) dejó de estar de moda después del referéndum de la OTAN, cuando los socialistas descubrieron que era mucho ser secretario general de la organización militar que manifestarse en contra de su existencia. Maricón sin más tampoco tiene mucho mérito en el orbe mediático, porque se puede ser maricón y facha (Domenico Dolce y Stefano Gabbana) o maricón que denuncia regímenes comunistas (Reinaldo Arenas). Bajo estas circunstancias se considera algo infame (no hay sino que repasar lo que decía la actual fiscal general del que llegó a ser su compañero de Gobierno, Grande Marlaska, cuando éste se vinculaba al PP).

Y es que "rojo y maricón" es un sintagma que refleja el paradigma dominante en nuestros días: la política de la identidad. Lo que importa no son tus ideas, ni lo fundamentadas y coherentes que sean, sino tu adscripción a una categoría étnica, religiosa o, como en este caso, sexual. No puntúa igual en la tabla de los méritos posmodernos ser heterosexual, cis-heterosexual, homosexual, bisexual o cualquiera de las múltiples opciones que en el supermercado de la victimización y el centro comercial de la queja se ofertan para prosperar en la carrera por un futuro espléndido construido sobre las penurias de los ancestros. Desde la invulnerabilidad de la atalaya inatacable de "rojo y maricón", cualquiera que osara criticarlo se convertiría automáticamente en "facha y machote".

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO