Menú
Santiago Navajas

Trump en el Monte Rushmore

El presidente de EEUU ha pronunciado el discurso republicano más importante desde que Reagan clamaba contra el Imperio del Mal comunista.

Santiago Navajas
0
El presidente de EEUU ha pronunciado el discurso republicano más importante desde que Reagan clamaba contra el Imperio del Mal comunista.

Uno de los gritos de guerra del monstruo verde The Hulk es: "Mientras más furioso Hulk, más fuerte Hulk". Donald Trump es un monstruo más bien anaranjado y contra él lo han intentado todo, desde atraparlo en un supuesto complot ruso con Putin a desalojarlo de la Casa Blanca con un impeachment. Con casi todos los medios en contra y la élite académica tratándolo como si fuese Hitler lo último que le faltaba al presidente norteamericano era la unión de la extrema izquierda con grandes empresas como Nike para incendiar las calles, derribar estatuas, acosar a los últimos mohicanos que se resisten a ser subsumidos por el maniqueísmo. Pero mientras más cabreado Trump, más fuerte Trump.

Uno de los objetivos a derribar por la izquierda antisistema e iconoclasta son las efigies del monte Rushmore –recordemos: Washington, Jefferson, Roosevelt y Lincoln–, con la excusa de que los indios norteamericanos estarían ofendidos por haberse esculpido sus rostros en un monte sagrado para ellos. Tan estúpido y condescendiente hacia los descendientes de los apaches y los sioux como considerar que les ofende que un equipo de fútbol americano se denomine Redskins (Pieles Rojas). Trump, cuyo principal fortaleza es liderar la batalla cultural contra la izquierda, que los acomplejados de derecha y los siempre tibios centristas se han resignado a perder sin siquiera plantar cara, se ha presentado desafiante en Rushmore y dado el discurso republicano más importante desde que Reagan clamaba contra el Imperio del Mal comunista.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO