Menú
Florentino Portero

Europa, la solución

¿Qué sería de España en las actuales circunstancias fuera de la Unión Europea? Aterra pensarlo.

Florentino Portero
0
¿Qué sería de España en las actuales circunstancias fuera de la Unión Europea? Aterra pensarlo.
El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, y Pedro Sánchez | EFE

Para la generación que hizo la Transición, incorporar España al proceso de integración europea resultaba un objetivo estratégico. Aquella Europa representaba la demostración de que se podía superar un pasado desastroso, un auténtico suicidio cultural, construyendo sobre sus cenizas un espacio de libertad, convivencia y bienestar. Por vergonzoso y humillante que fuera el pasado, una serena y profunda reflexión sobre sus causas podía ser el punto de partida de un nuevo y esperanzador período.

El ingreso de España garantizaría situar la Monarquía democrática en un entorno estable, que facilitaría la tan necesitada modernización económica y, sobre todo, dificultaría el éxito de movimientos radicales que habían arruinado la convivencia entre los españoles en ocasiones anteriores. Sólo el Partido Comunista, convencido de que la unidad europea era un tinglado de mercaderes que vivía de espaldas a los intereses de las clases trabajadoras, se opuso. La opción europeísta fue uno de los pilares sobre los que se desarrolló la Transición y sobre los que se asentó la España democrática, un excepcional período de paz y progreso. Aquella clase política no se engañaba sobre la debilidad de nuestra cultura democrática y, temiendo lo peor, buscó un refugio donde guarecerla.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO