Menú

El tiempo es uno de los grandes actores de la Historia y acostumbra a jugar en favor de quien sabe lo que quiere y es constante en el empeño.

Florentino Portero
0
El tiempo es uno de los grandes actores de la Historia y acostumbra a jugar en favor de quien sabe lo que quiere y es constante en el empeño.
Arturdebat.tk

Transcurren los días y continúa el debate sobre los efectos del reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. Los artículos se suceden en los medios de comunicación, mientras los grupos parlamentarios y el propio Gobierno parecen aquejados de un ataque de pasmo. Todos, a fin de cuentas, de forma activa o por sonora pasividad, vienen a reconocer el impacto de dicha medida sobre la política seguida y sobre la imagen internacional de España, potencia administradora del proceso de descolonización de este territorio por encargo de la Organización de Naciones Unidas.

La cuestión del Sáhara Occidental es un problema creado por España. Desde el momento en que entró en la agenda descolonizadora de Naciones Unidas, España, la metrópoli, recibió el encargo de gestionar su descolonización mediante la convocatoria de un referéndum, en el que los saharauis decidirían si querían la independencia o la incorporación al Reino de Marruecos. España incumplió sus obligaciones y cedió ilegal e ilegítimamente la administración del proceso a Marruecos. Como era previsible, la ONU no lo aceptó, alterándose radicalmente el proceso en curso.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO