Menú
Florentino Portero

Bielorrusia, un nuevo reto para la diplomacia europea

Más que ante un ‘problema bielorruso’, estamos ante una nueva edición de la crisis permanente con Rusia.

Florentino Portero
0

La diplomacia española ha buscado cobijo en la europea, tratando así de evitar trifulcas parlamentarias. No es cuestión de este o ese partido, populares y socialistas apuestan por una diplomacia de bajo perfil, evitando asumir protagonismos que pueden conllevar un alto coste. Como si de una inercia histórica se tratara, la tendencia al “retraimiento” de los días de Cánovas resurge, convencidos como estamos de nuestra debilidad, que no nace de una falta de capacidades sino de una profunda división –o divisiones– en la sociedad española.

Por mucho que tratemos de ocultarnos tras la Unión Europea, nosotros, como el resto de los Estados miembros, tenemos que tomar una posición ante los sucesos que están ocurriendo en Bielorrusia, que ya resultan inseparables del nuevo intento de asesinato por parte de la inteligencia militar de una persona incómoda para el Kremlin, en este caso el dirigente opositor Alexéi Navalny, con un arma química de elaboración propia.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO