Menú
Santiago Navajas

Karl Marx o el fracaso de la izquierda

La conexión entre Marx, el bolchevismo y el totalitarismo es un hecho sobre el que la mayoría de la izquierda no ha reflexionado lo suficiente.

Santiago Navajas
0
La conexión entre Marx, el bolchevismo y el totalitarismo es un hecho sobre el que la mayoría de la izquierda no ha reflexionado lo suficiente.
Tumba de Karl Marx. | Flickr/CC/Marc Ginesta

¿Cómo no ser marxista? El marxismo nos promete un futuro de paz, ocio y libertad basado en una teoría científica y un torrente de hechos históricos. Marx sería para sus seguidores una mezcla de Newton y Mahoma. ¿Qué degenerado, qué psicópata, en definitiva, qué liberal podría oponerse a la realización del paraíso en la Tierra? Sólo hay un problema: para llegar al desocupado ocio hay que pasar por un campo de trabajos forzados, la paz total exige la violencia infinita y la libertad, un paseo por el valle de la muerte de la dictadura del proletariado. Todo ello implica contradicciones. Pero los marxistas cabalgan contradicciones como los cuatro jinetes del Apocalipsis sus caballos, con desparpajo y alevosía. Sin pestañear defenderán que su violencia es legítima porque su objetivo final es acabar con la violencia. Que su dictadura es justa porque al final se disolverá el Estado y no habrá explotación ninguna. Que ya Dante para llegar al Paraíso tuvo que pasar primero por el Infierno. Y que Hegel, el maestro de Marx, había dejado escrito que las contradicciones no hay que tratar de resolverlas sino asumirlas tal cual.

¿Quieres leer el artículo completo?

Y de paso navegar sin publicidad
HAZTE SOCIO